Día de la niña: La importancia de fomentar la igualdad desde la infancia

09/10/2023 - Noticia
Blog Item

El 11 de octubre se celebra el Día Internacional de la Niña, una fecha establecida por las Naciones Unidas para concienciar sobre los desafíos específicos que enfrentan las niñas en todo el mundo, como la discriminación de género, la violencia física o sexual, la falta de acceso a la educación o la atención médica, promover los derechos de las niñas y empoderarlas con el fin de construir un mundo más justo y equitativo para todos.

Un día para recordar cómo, en este camino para conseguir una sociedad igualitaria en la que todas las personas sean libres para desarrollar sus capacidades personales y tomar decisiones sin las limitaciones impuestas por los roles tradicionales en función del sexo, es vital trabajar en la promoción de la igualdad desde una edad temprana.

Un problema que no solo afecta a otros países

Pese a los avances que se han ido sucediendo en los últimos años, en 2021 aún había 26 millones de niñas en el mundo que no estaban escolarizadas, según la UNESCO. Además, 1,4 millones de niñas murieron antes de cumplir los 5 años en 2022, la mayoría por causas prevenibles y tal y como indica ONU Mujeres, 1 de cada 3 niñas en el mundo ha sufrido violencia física o sexual.

La pobreza y las desigualdades de género inciden en la educación y la salud de las niñas haciéndolas más vulnerables a la violencia, la explotación o la discriminación. Y este problema también existe en España.

Según el Ministerio de Igualdad, en 2022, 1 de cada 5 niñas en España sufrió violencia de género. Las niñas que viven en entornos desfavorecidos en nuestro país son más vulnerables a la violencia de género y también tienen menos probabilidades de recibir atención médica preventiva y de acceder a tratamientos especializados. Además, pese a que, en 2023, el porcentaje de niñas matriculadas en España en la escuela primaria ya es del 90,9%, aún queda casi un 1% que no recibe educación.

La desigualdad de niñas es un problema que requiere un enfoque integral y que se debe atajar no sólo a través de la puesta en marcha de medidas administrativas que garanticen sus derechos y promuevan la igualdad de género en todos los ámbitos de la vida, sino a través del fomento de la educación inclusiva y de la igualdad desde las edades más tempranas.

Coeducación e igualdad, las claves para romper los estereotipos de género

Garantizando que todas las niñas tengan acceso a una educación de calidad, independientemente de su origen socioeconómico, conseguiremos romper el ciclo de la pobreza y la desigualdad. Pero es necesario que esa educación desafíe los roles de género preestablecidos.

Fomentando desde las edades más tempranas una educación inclusiva que promueva el respeto y la igualdad de género, un modelo educativo en el que niñas y niños estudien juntos, donde todos aprendan que pueden tener los mismos intereses, habilidades o aspiraciones, independientemente de su género, promoveremos la comprensión mutua, la empatía y la igualdad de oportunidades, permitiendo que niñas y niños puedan desarrollarse plenamente sin limitaciones basadas en el género.

Debemos asegurarnos de que las niñas se sientan seguras, valiosas y capaces de alcanzar sus sueños, sean estos los que sean. Proporcionarles modelos femeninos a seguir que les inspiren a ejercer carreras diversas. El empoderamiento de las niñas es la base de una sociedad igualitaria y el papel de padres y educadores es vital para conseguirlo.

Tanto en casa, como en la escuela, debemos trabajar en la coeducación. Porque solo trabajando juntos lograremos acabar con los problemas que actualmente afectan a miles de niñas en el mundo.